El primer compliance officer: Juan Bautista Alberdi

En sus escritos de madurez, entre 1870 y 1880, señala las malas prácticas o los desvíos legales en los distintos gobiernos federales y locales durante su vida, de modo concreto y con nombre y apellido (por Javier Cubillas)

En su obra Sistema económico y rentístico, publicada en 1854, escrito que desarrolla el ideario de las Bases y de la Constitución de 1853, Juan Bautista Alberdi explica en el apartado sobre: “La justicia, cuyos agentes y establecimientos debe pagar el Tesoro de la Confederación (…) Es únicamente la que corresponde por la Constitución a la Corte suprema y a los tribunales inferiores, encargados del conocimiento y decisión de las causas excepcionales que la Constitución especifica en su artículo 97.(…) Al gasto de esa compensación agregará la justicia federal el de los establecimientos, oficinas y trabajos para facilitar y mejorar su desempeño. De estos trabajos, los más dignos de ser objeto de un gasto público serán la estadística criminal y civil, y la codificación o confección de leyes y estatutos de carácter técnico (…)”.

En esta clave interpretativa, Alberdi, preocupado por el gasto del presupuesto, la calidad de los funcionarios de control y justicia y el cumplimiento estricto de sus funciones, ensaya en varias obras hasta su muerte en el año 1884, la denuncia sobre la falta de cumplimiento con el ideal republicano de control de los funcionarios y su administración conforme el espíritu de la Constitución de la Confederación y la legalidad, demostrando los errores y desaciertos en las administraciones económicas y políticas conforme al nuevo régimen legal vigente.

Como el gran intelectual influyente en la redacción de la Constitución de 1853 también puede ser reconocido (de hecho) como el primer oficial de cumplimiento del régimen legal constitucional económico argentino

En sus escritos de madurez, entre 1870 y 1880, señala las malas prácticas o los desvíos legales en los distintos gobierno federales y locales durante su vida, de modo concreto y con nombre y apellido. Es decir, Alberdi narraba sobre la política y demostraba en estas épocas su opacidad en la gestión, criterios pocos razonables en términos legales o impropios en materia de política exterior y guerra conforme al ideario republicano y liberal.

Varias de estas denuncias políticas que Alberdi no tiene miedo ni pocas razones para denominarlos directamente como crímenes contra el pueblo, ocurrían gracias a los hombres que usufructuaban los poderes de gobierno de modo impropio o iliberal.

Los crímenes que denunció políticamente, desde su exilió su mayoría, fueron los de: El crimen de constitución de un gobierno nacional, en las Bases señalando a Rosas; el crimen de mala inversión del gobierno y el crimen de robo o defraudación de la contribución que le impone la ley al ciudadano, en el Sistema Económico y Rentístico como un mal de gobierno extendido a lo largo y ancho del país; el crimen de patriotismo, el crimen electoral y el crimen de candidatura oficial en Palabras de un Ausente contra Sarmiento, Mitre, Rosas; el crimen legislativo en La Omnipotencia del Estado contra todos los gobiernos que se decían liberales; el crimen de la guerra es un crimen cuando no tiene por objeto la paz, es decir la justicia, en El crimen de la guerra (obra póstuma) contra Mitre y Sarmiento; y los crímenes de lesa patria por altas tarifas de aduana y los empréstitos de toda forma, en Escritos Póstumos, entre otros, contra Sarmiento y Mitre.

Alberdi narraba sobre la política y demostraba en estas épocas su opacidad en la gestión, criterios pocos razonables en términos legales o impropios en materia de política exterior y guerra conforme al ideario republicano y liberal

Reconocer estas importantísimas advertencias desde aquellas épocas, desde su pluma y pensamiento, es reconocer los aportes que realizó en algunas de sus obras menos conocidas renombradas o leídas como: Peregrinación de Luz del Día (1871), Palabras de un Ausente (1974) y La Omnipotencia del Estado (1880).

En estas obras, Alberdi denuncia entonces el desvío del espíritu liberal de la sociedad y de actores del gobierno respecto del régimen constitucional de 1853 y la emergencia de una elite iliberal que erraba en el arte de gobernar y avanzaba omnipotente sobre los derechos individuales afectando el presupuesto real y la economía privada.

Por todo esto, Juan Bautista Alberdi, como el gran intelectual influyente en la redacción de la Constitución de 1853 también puede ser reconocido (de hecho) como el primer compliance officer, u oficial de cumplimiento del régimen legal constitucional económico argentino, o para otros, con justa razón, también puede ser visto como el primer defensor del pueblo en nuestro suelo.

por Javier Cubillas en Infobae

Una vacuna contra la decadencia

Una vacuna contra la decadencia aborda temáticas de gran complejidad y largo arrastre (Ordenamiento del Estado, Jubilaciones, Impuestos, Coparticipación, Empleo Público y Corrupción) , que hoy siguen impidiendo el crecimiento y no permiten desplegar con éxito una estrategia de desarrollo sostenido. Escrito por los economistas Colina, Giordano y Seggiaro.

Libros sobre poder, justicia, política y corrupción en Entre Ríos

Estos son tres libros imprescindibles para empezar a entender la dinámica institucional (y también la economía) de la Provincia de Entre Ríos.

Del prólogo del EL NIDO: «En esta investigación, como en una serie de Netflix, una galería de grandes simuladores va construyendo un castillo de influencias cruzadas entre los poderes político, gremial, judicial y económico. Su objetivo es el doble juego: la dimensión pública (es decir que gobiernan para servir) y la dimensión privada (que es para enriquecerse). Es una contradicción evidente que solo se salva con un castillo de mentiras. Y es aquí donde este periodista, con su fuerza tranquila, hace su trabajo. En su crónica describe los personajes como seres humanos, no como autómatas. Son hombres y mujeres llenos de ambición y miedo, envidia, desconfianza, repletos de pliegues menores. Un lector de Shakespeare encontraría rastros de sus obras en cada capítulo de este libro».

Libros que nos han gustado

Estos son algunos excelentes libros que hemos leído en estos últimos años, que nos han gustado mucho y que sirven para entender la realidad y pensar la argentina que queremos.

La Argentina Devorada (2017) José Luis Espert. Cómo sindicatos, empresarios prebendarios y políticos sabotean el desarrollo del país y cómo vencerlos para despegar.

Cantar La Justa (2019) Carlos Melconian. Por qué la Argentina no consigue dar el gran salto hacia adelante. Carta al futuro presidente del país.

Emergiendo (2020) Marcos Buscaglia. Cómo salir de las crisis permanentes y recuperar la promesa argentina.

Tiempo Perdido (2021) Marina del Poggetto y Daniel Kerner. La herencia, el manejo de la herencia y el manejo de la herencia de la herencia.

Libros para pensar la Argentina

7 Libros imprescindibles para mejorar la Argentina (*)

Las principales causas del desarrollo y avance de las sociedades son las «reglas del juego» y los incentivos que éstas generan sobre los individuos. En otras palabras, y parafraseando a Bill Clinton y su célebre frase «Es la economía, estupido!», en realidad «Son las instituciones, estúpido!». Las instituciones económicas ciertamente, pero éstas son determinadas por las instituciones políticas que a su vez son determinadas por la política misma.

En esta línea de pensamiento, seleccionamos 7 libros imprescindibles que no deberían faltar en la biblioteca de todo aquel que quiera comenzar a entender la dinámica política y económica de nuestro país, partiendo de la base de que el lector ya posee cierto grado de conocimiento sobre economía, historia, derecho y política.

1. Evidencia, evidencia, y más evidencia! ¿Qué ha funcionado y qué no ha funcionado? Aprendamos de los errores del pasado

undestanding

Understanding the Process of Economic Change, by Douglass C. North (2005)
North argues that economic change depends largely on «adaptive efficiency,» a society’s effectiveness in creating institutions that are productive, stable, fair, and broadly accepted–and, importantly, flexible enough to be changed or replaced in response to political and economic feedback. While adhering to his earlier definition of institutions as the formal and informal rules that constrain human economic behavior, he extends his analysis to explore the deeper determinants of how these rules evolve and how economies change. Drawing on recent work by psychologists, he identifies intentionality as the crucial variable and proceeds to demonstrate how intentionality emerges as the product of social learning and how it then shapes the economy’s institutional foundations and thus its capacity to adapt to changing circumstances.

2. Teorizando y formulando hipótesis sobre la evidencia: ideas que merecieron un Premio Nobel en Economía

institutions

Institutions, Institutional Change and Economic Performance, by Douglass C. North (1990)
Continuing his groundbreaking analysis of economic structures, D.North here develops and anaytical framework for explaining the ways in which institutions and institutional change affect the performance of economies, both at a given time and over time. Institutions exist, he argues, due to the uncertainties involved in human interaction; they are the constraints devised to structure that interaction. Yet institutions vary widely in their consequences for economic growth and development, while other economies develop institutions that produce stagnation.

3. ¿Y por casa cómo andamos?: Las reglas de juego de nuestras instituciones

progreso

Progreso y Declinación de la Economía Argentina, por Roberto Cortes Conde (1998)
El comienzo del siglo XX encontró a la Argentina en plena prosperidad. Los niveles de progreso y riqueza de nuestro país fueron similares a los de las naciones más adelantadas. De acuerdo con este trabajo, las causas de su declinación deben buscarse más en el sistema institucional que en la economía misma: es el conjunto de reglas, de acuerdos y consensos lo que permite que esta funcione.
En «Progreso y declinación de la economía argentina. Un análisis histórico institucional», se analizan los momentos centrales de la historia económica argentina y se reflexiona, con estilo claro y ameno, sobre los distintos esquemas económicos que culminan en el modelo actual, que ha establecido el marco a partir del cual nuestro país pueda insertarse en un mundo globalizado de marera previsible y eficiente.

4. La mejor síntesis de la crisis argentina del 2001/02

crisis

Historia de la Crisis Argentina, por Mauricio Rojas (2002)
Originalmente escrito en sueco y traducido al inglés como «The sorrows of Carmencita: Argentina´s crisis in a historical perspective». Este libro trata de resumir, de la manera más simple y accesible, un largo recorrido histórico cuyo tratamiento en profundidad requeriría de varios tomos. En Argentina, tras setenta años de rápido crecimiento entre 1860 y 1930, vinieron setenta años de estancamiento y caos. El país que a comienzos del siglo XX era más rico que Francia, Italia y Suecia está ahora en bancarrota. Esta transformación increíble nunca podría haber ocurrido sin los errores de «el populismo, el nacionalismo y el proteccionismo mal entendidos», y de «un aparato gubernamental crecientemente corrupto». Tras décadas de conflictos redistributivos destructivos, inflación galopante, escándalos políticos fuera de los común y reformas abortadas, Argentina se encuentra ahora en una encrucijada dramática.

5. El mejor análisis sobre la historia de la argentina y sus «guiding fictions»

argentina

The Invention of Argentina, by Nicholas Shumway (1993)
The nations of Latin America came into being without a strong sense of national purpose and identity. In The Invention of Argentina, Nicholas Shumway offers a cultural history of one nation’s efforts to determine its nature, its destiny, and its place among the nations of the world. The author approach the study of 19th century Argentina´s «mythology of exclusion» by breaking it into component parts that he call «guiding fictions.» The guiding fictions of nations cannot be proven, and indeed are often fabrications as artificial as literary fictions. Yet they are necessary to give individuals a sense of nation, peoplehood, collective indentity, and national purpose. Following this line of reasoning, Shumway´s analysis is crucial to understanding not only Argentina’s development but also current events in our republic.

6. Dado que la dinámica evolutiva de las instituciones está enraizada en el pasado, es bueno analizar cómo empezó y qué se debatía al principio

botana

La Tradición Republicana, de Natalio Botana (1997)
Biografia intelectual de dos vidas – las de Alberdi y Sarmiento – empenadas en derrotar el desierto barbaro, La tradicion republicana define con exactitud un cuadro irrepetible de nuestra historia. El fondo lo constituyen las guerras civiles y la organizacion nacional; el horizonte, las ideas politicas que se fueron formando desde mediados del siglo XVIII hasta la penultima decada del ochocientos. Alberdi y Sarmiento interrogan ese horizonte para arrancar el principio de legitimidad de la republica confrontandolo con la realidad criolla. Esta version revisada y actualizada de La tradicion republicana nos permite reconocer en el pasado – y en las ideas que ayudaron a construir el presente – una clave infalible para su discernimiento e interpretacion. Un libro de inalterable vigencia en el que convergen la pasion y la lucidez.

7. Y finalmente, el último libro de moda entre los economistas del desarrollo

acemoglu

Why Nations Fail, by Daron Acemoglu & James Robinson (2012)
Brilliant and engagingly written, «Why Nations Fail: The Origins of Power, Prosperity, and Poverty» answers the question that has stumped the experts for centuries: Why are some nations rich and others poor, divided by wealth and poverty, health and sickness, food and famine?
Daron Acemoglu and James Robinson conclusively show that it is man-made political and economic institutions that underlie economic success (or lack of it). Korea, to take just one of their fascinating examples, is a remarkably homogeneous nation, yet the people of North Korea are among the poorest on earth while their brothers and sisters in South Korea are among the richest. The south forged a society that created incentives, rewarded innovation, and allowed everyone to participate in economic opportunities. The economic success thus spurred was sustained because the government became accountable and responsive to citizens and the great mass of people. Sadly, the people of the north have endured decades of famine, political repression, and very different economic institutions—with no end in sight. The differences between the Koreas is due to the politics that created these completely different institutional trajectories.
Based on fifteen years of original research Acemoglu and Robinson marshall extraordinary historical evidence from the Roman Empire, the Mayan city-states, medieval Venice, the Soviet Union, Latin America, England, Europe, the United States, and Africa to build a new theory of political economy with great relevance for the big questions of today.
Why Nations Fail will change the way you look at—and understand—the world.

(*) Publicado originalmente en Desarrollo Entrerriano

Bonus: Paper «La República Ineficiente» por Pablo Presas

Acceder al «paper» completo aquí.